La varilla en la construcción tiene como principal uso edificar la base sobre las que se levantan las estructuras básicas de los edificios, es decir las columnas y las trabes, que popularmente se conocen como “castillos”.

Las varillas se ocultan en el interior de las columnas de los edificios, ya que son recubiertas con cemento.

Las protuberancias anilladas generan que tengan una mayor adherencia al cemento y que no puedan ser retiradas, además dan un refuerzo adicional a la estructura e inhiben el movimiento relativo longitudinal entre la varilla y el concreto que las rodea.

Tipos de acero para varilla:

Varilla grado 40: las varillas de Acero grado 40 son las más comerciales a nivel mundial debido a su bajo costo y son usadas en casi todas las aplicaciones de construcción posibles, como lo es en la construcción de viviendas con hasta 3 plantas, sin causar mayores repercusiones.

Varilla grado 50: se utilizan en la construcción de edificaciones de concreto armado de todo tipo como viviendas, edificios, puentes, obras industriales, etc.

Varilla grado 80: las varillas de Acero grado 80 se utilizan en estructuras con exigencias más complejas, en donde las varillas comunes (grado 50) no brindan la posibilidad de establecer un factor de seguridad aceptable.

Varilla grado 6000: las varillas de acero grado 600 se utilizan para losas sólidas y aligeradas, castillos ahogados en muros de mampostería, refuerzo horizontal en muro de mampostería, anillos o estribos, refuerzo adicional para sistemas de “vigueta-bovedilla”, dalas y castillos, viguetas y trabes, elementos prefabricados, postes de concreto, entre otros.


Artículo creado con información de materialesjerez.com.mx.